Actualidad | Noticias | 30 ENE 2001

El Escorial se convierte en centro mundial de reflexión sobre el futuro de Internet

Ayer abrió sus puertas en El Escorial Global IPv6 Summit, la primera conferencia internacional del Foro IPv6 en Madrid. El evento, que podrá seguirse desde cualquier parte del mundo mediante videoconferencia sobre Internet, se inició con ponencias de los principales impulsores de la nueva versión del protocolo de Internet, incluido Vinton Cerf, conocido como el padre de Internet, y Latif Ladid, presidente de IPv6 Forum.
Comunicaciones World
El encuentro, de cuatro días de duración y organizado por Consulintel en colaboración con el IPv6 Forum, ha logrado reunir a unos 200 profesionales provenientes de todo el mundo interesados en conocer cuáles son las perspectivas de evolución futura de Internet. La primera jornada de IPv6 Summit fue inaugurada por Jordi Palet, director de producto de Consulintel. Posteriormente, contó con intervenciones de Latif Ladid, presidente del Forum y vicepresidente de Ericsson Telebit, y Vinton Cerf, presidente honorífico del Forum y consejero delegado de MCI-WorldCom, quien intervino a través de una videoconferencia desde Reino Unido, que sirvió de demostración del funcionamiento de IPv6.

También participaron Borja Adsuara Varela como representante de la secretaría general para el Desarrollo de la Sociedad de la Información del Ministerio de Ciencia y Tecnología, José Angel García Cabrera, director de Redes y Servicios de Telecomunicaciones de la CMT, y Steve Deering, copresidente del grupo de trabajo IPv6 en IETF, organismo encargado del desarrollo técnico del protocolo.

Elevar exponencialmente el número de posibles direcciones de dispositivos IP, aumentando el espacio reservado en IP a este concepto desde los 32 bits del actual IPv4 hasta 128, dotar de mayor seguridad a las comunicaciones sobre Internet, mejores prestaciones de calidades de servicio (QoS) y ofrecer un soporte más robusto de móviles, podrían destacarse como los principales objetivos perseguidos por los impulsores del nuevo protocolo de Internet: IPv6.

Muchas más direcciones, la mayor urgencia. En su discurso, Vinton Cerf puso el énfasis en el aumento en la capacidad de direccionamiento que la nueva versión traerá consigo. De entre las importantes mejoras introducidas en IPv6, ésta es quizá la que apremia con urgencia su despliegue. Basta imaginar el enorme número de terminales móviles activos y el problema que supondrá dotarlos a todos ellos de una dirección IP, teniendo en cuenta que de los 200 millones de direcciones efectivas que constituyen el límite de direccionamiento de IPv4 ya han sido consumidos 109 millones. La situación se complica aún más si se piensa en la integración de los electrodomésticos en la Red. ?Internet está experimentando una expansión tremenda. Dentro de veinte años se habrá convertido en algo ubicuo, en ella se integrarán dispositivos móviles y electrodomésticos. En el año 2006 existirán 2500 millones de dispositivos online y en el 2010, la mitad de la población estará conectada, por lo que se hace necesario disponer de un mucho mayor número de direcciones. No podemos permitir que la limitación de IPv4 se convierta en una barrera para el desarrollo de Internet?.

Cerf , que también subrayó las ventajas de IPv6 respecto a su predecesor en cuanto a seguridad, calificó de evidente la urgente necesidad de la nueva versión. ?Tenemos que avanzar hacia IPv6 y hacerlo ya, antes de que surja el problema, porque la transición es compleja. Después tendremos que afrontar el desafío de la interoperatividad, incluida la compatibilidad con IPv4, y después el de su despliegue efectivo. WorldCom lleva tres años ejecutando IPv6 en sus sistemas pero los fabricantes generalmente no han desarrollado el software adecuado para aprovechar su potencial. Como presidente honorífico del Foro estoy comprometido directamente en el trabajo con fabricantes de software, hardware y proveedores de servicios para el desarrollo de un plan de transición hacia IPv6?.

Dispositivos siempre conectados. Por su parte, Ladid, apoyó las ideas de Cerf, asegurando que Internet ?será el agua digital o el aire digital del futuro, convirtiéndose en un elemento básico, presente en todo?. En el año 2006 existirán 2.500 millones de dispositivos con conexión a la Red y ese será el momento en que IPv4 alcanzará su límite. Aunque existen alternativas diferentes para aumentar la capacidad de direcciones de IP, se trata de soluciones parciales, de ?parches? basados en la compartición de direcciones por diversos dispositivos, algo inaceptable en un entorno donde el estar siempre conectado (always on) se convierte en algo imprescindible.

Así, por ejemplo, para crear un entorno de VoIP similar al que hoy existe en la telefonía tradicional, donde un terminal es siempre accesible a través de un número específico, esté o no utilizando el servicio, es imprescindible que cada dirección corresponda a un único dispositivo. ?No queremos cambiar Internet, sólo renovarla. Estamos hablando de la tercera generación de Internet. En las dos primeras se accedía por marcación, pero el futuro estará dominado por los dispositivos ?allways on?. Además, en la segunda generación el gran impulsor de Internet ha sido la www, en la tercera lo será el mundo móvil?

Un nuevo espacio de convergencia. La conferencia de José Angel García Cabrera, representante de la CMT, giró en torno a los retos de la regulación de las direcciones y números en IPv6. García Cabrera, valoró la necesidad de organizar encuentros como IPv6 Summit para desarrollar la convergencia o, al menos, coordinación entre los sistemas de numeración en las redes públicas conmutadas (E164) y las redes IP. Una convergencia a su vez demandada por la propia confluencia de las infraestructuras basadas en la conmutación de circuitos y aquellas otras basadas en la conmutación de circuitos.
García Cabrera explicó que, mientras que las tecnologías consolidadas se caracterizan por emplear recursos de numeración telefónica tradicional, las emergentes están dando lugar a la combinación de espacios de numeración telefónica, regulados por las autoridades nacionales e internacionales ?como ITU o ETSI-, e IP, generalmente autorregulados por la propia industria.
Los intentos de resolver este asunto siguen básicamente dos tendencias fundamentales. Una primera, impulsada por IETF, que persigue la interoperatividad entre ambas redes utilizando pasarelas pero manteniendo su paralelismo, y otra, defendida por el ETSI y concretada en el proyecto Tifón, que promueve una completa integración entre ambas redes creando un entorno en el que cada dispositivo contaría con una dirección E164 y otra IP.
El proyecto EMUN, aplicable en cualquiera de estos dos escenarios, aunque desarrollado por el promotor del primero de ellos, pretende definir una forma efectiva de integrar la voz sobre IP. En este marco, por ejemplo, cualquier PC podría recibir una llamada sin que la persona que la origine conozca más que la dirección E164 del dispositivo de destino. Cada dispositivo final tendría una única dirección, IP o E164, transparente para el usuario, según la red a la que se conecte. Mientras que el IETF está llevando a cabo la normalización en cuestiones técnicas, la ITU, responsable a nivel mundial de gestionar la numeración telefónica, ya ha creado un grupo de trabajo para estudiar los procedimientos administrativos implicados en este sistema.
Un ejemplo de la exigencia de resolver la convergencia de las formas tradicionales de numeración y las de asignación de direcciones en Internet es, en opinión de García Cabrera, UMTS, ya que combina claramente la conmutación de circuitos y la de paquetes. ?El regulador debe conocer en detalle cómo se lleva a cabo el encaminamiento en estas redes?


Labor de divulgación. ?Hemos querido estar presentes en esta iniciativa y todos nos tenemos que felicitar porque los esfuerzos realizados para la organización de este evento hayan llegado a buen término. Hablar, intercambiar experiencias y promover la versión 6 del protocolo de Internet o la Nueva Internet es algo muy relacionado con lo que la Secretaría que represento y el Ministerio de Ciencia y Tecnología están intentando hacer, como lo demuestra la creación de una secretaría de Estado para el Desarrollo de la Sociedad de la Información. La meta es extender la Sociedad de la Información a todo

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información