Actualidad | Noticias | 12 DIC 2000

El derecho que la Red necesita es difícil de alcanzar por el Estado pero necesario para garantizar la libertad

La Red, en opinión del ex vicepresidente del Tribunal Constitucional Francisco Rubio Llorente, requiere un derecho que el Estado difícilmente puede alcanzar. No obstante, aseguró, la necesidad de garantizar el cumplimiento de los derechos y libertades fundamentales de todos tanto dentro como fuera del ciberespacio requiere la intervención del Estado como fuente creadora de derecho positivo.
Comunicaciones World

Rubio Llorente explicó, durante la presentación del libro `La regulación de la Red` de Santiago Muñoz Machado, que las dificultades que encuentran para hacer llegar la ley a Internet radica fundamentalmente en que el Estado se "defiende mal de ataques procedentes del territorio que no controla".

Sin embargo, para el ex magistrado del TC esta dificultad que encuentra el Estado para la formulación y cumplimiento de leyes en el ciberespacio no significa, como algunos profetas de Internet auguran, el fin de la organización estatal, sustituida "por un derecho o autoridad meramente cosmopolita" y cuyo poder asuma otra superestructura.

Tanto Rubio Llorente como el autor del libro, coinciden en afirmar que esta conclusión procede de una percepción errónea de la función del Estado como mera "agencia de desarrollo". Así, el Estado no justifica su existencia en la felicidad que logran sus ciudadanos, sino en que es el órgano capaz de garantizar las libertades de los habitantes.

Rubio Llorente destacó que la dependencia del ciberespacio es cada vez mayor, pero señaló que la existencia del mismo depende de actores privados, principalmente; así Internet se confiere aparentemente como un espacio de libertad pero "con un brazalete electrónico" que permite al poder conocer en cada momento la situación y estado del ciudadano.

El ex vicepresidente del TC manifestó que estas capacidades son "estremecedoras" para la idea que se tiene de libertad y recalcó que sólo el Estado puede garantizar la libertad necesaria para navegar por este nuevo espacio. Concluyó asegurando que, en este sentido, la autoregulación en numerosas facetas de Internet no es posible y se necesita instaurar el derecho tradicional ya sea internacional o nacional.

REGULAR LA RED

El catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid, Santiago Muñoz Machado, analiza en su nuevo libro tres cuestiones de interés en los que se refiere a la situación de Internet. Por una parte, se plantea la importancia que la Red tendrá en el futuro; así mismo centra su atención en las relaciones que establece el Estado como sujeto de derecho con Internet; y por último dedica un espacio a analizar ciertos problemas específicos de la Red.

Muñoz Machado no se extiende en el libro sobre aspectos concretos del uso de Internet entre los ciudadanos, sino que analiza de forma global como se regula y gobierna Internet, una Red basada en una infraestructura caracterizada por la universalidad y que no tiene en cuenta por ello las fronteras estatales. Esta medida global implica para el autor la necesidad de plantear una escala de referencia también global a la hora de tomar decisiones sobre su regulación.

El debate sobre Internet como uno de los productos de la globalización que se está experimentando, salta a la esfera del Estado cuando se plantea la posible intervención de los poderes públicos sobre esta infraestructura. Plantea, asimismo, la necesidad de establecer instituciones de gobierno mundial o, por el contrario, si la intervención del poder y del Derecho debe ser mínima.

(EP)

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información