Actualidad | Noticias | 25 ABR 2008

El crecimiento del Hipersector TIC se desacelera

Aetic da a conocer los resultados obtenidos por el mercado tecnológico español, donde se registró un crecimiento del 6%. Las tecnologías de la información siguen su evolución, mientras que las telco descienden en su crecimiento y el segmento de los componentes electrónicos está en números rojos.
Comunicaciones World

Durante el pasado año, el hipersector TIC creció un 6%, lo que supone un 3% menos que en 2006. Sin embargo, para Jesús Banegas los resultados son positivos ya que “todo lo que suponga un incremento que se acerque a los dos dígitos significa que el mercado sigue avanzando. También hay que tener en cuenta que este 6% supone un crecimiento superior al que ha tenido la economía en general”.

El hipersector de las TIC obtuvo un volumen de negocio que ascendió a 101.353 millones de euros, siendo los servicios de telecomunicaciones los que aportan el mayor peso específico (44%), seguido “por orden de importancia y peso” la informática clásica, las tecnologías de la información, con un 17%. Sin embargo, mientras que el primero pone de manifiesto la desaceleración producida en el sector, el segundo mantiene su cuota de crecimiento.

El crecimiento en el mercado de los servicios de telecomunicación presenta un descenso de cinco puntos (de un 9 a un 4%) con una cifra que se posiciona en los 44.236 millones de euros. Para el presidente de Aetic esto está originado, sobre todo, por “la presión política ejercida sobre los precios y la fiscalidad. Los precios están a la baja, están perseguidos por la regulación”.

Dentro de este segmento son los servicios móviles los que aportan un mayor negocio al mercado con un 46%, mientras que en el de fijos se ha producido un estancamiento (31%), situación que se viene repitiendo desde hace ya tres años. Los servicios de acceso a Internet (15%) también siguen al alza con un crecimiento del 3% respecto al año 2006.

El mercado de las tecnologías de la información alcanzó una cifra de 17.026 millones de euros, observándose un crecimiento de los servicios informáticos (aportando un 37% del total de este sector) sobre todo por el outsourcing que “se está mostrando como un mercado muy dinámico y donde el desarrollo de nuevas aplicaciones se encuentra en plena evolución. En el entorno del hardware, que supone el 35% del sector, la venta de portátiles sigue adelante, siendo lo que más crece, mientras que el comercio de impresoras va a la baja.

En el apartado de las industrias de telecomunicaciones, con un negocio de 5.992 millones de euros y un crecimiento de un 6%, el equipamiento copa el 83% de mercado frente al 17% aportado por la integración de sistemas y servicios asociados. Esto es debido sobre todo porque en el primer apartado se incluye la venta de terminales móviles y “España se posiciona a la cabeza de Europa en lo que a venta de celulares se refiere, ventas que el pasado año ascendieron a 23 millones de unidades. En nuestro país existe una gran competencia. Es uno de los pocos países donde las renovación de equipos se hace cada dos años y también donde más se cambia de operador sin coste alguno”, aclara Banegas.

De todos los sectores analizados en el estudio realizado por Aetic, es la electrónica de consumo la que ha tenido un mayor crecimiento (11%) con un negocio que alcanzó los 5.134 millones de euros. Para el presidente de la asociación este resultado es muestra de que “España es un país moderno que avanza. La electrónica de consumo y las tecnologías de la información están siendo las principales impulsoras de un mercado en cuyo comportamiento confiamos”. El cambio tecnológico motivado por el plasma y el LCD impulsó durante 2007 la venta de televisiones, destacando que desde el mes de octubre, el 90% de estos electrodomésticos ya incorporaban decodificador de TDT. En este segmento la mayor recesión viene del entorno de los soportes magnéticos (5%) ya que “cada vez hay más dispositivos que incorporan disco duro y, por otra parte, Internet también ha contribuido a que se precisen menos equipos de este tipo”.

En el lado opuesto, se posicionan los componentes electrónicos que con una facturación de 3.328 millones de euros es el único segmento en el que ha habido un crecimiento negativo, de menos del 2% con respecto a 2006. Y esto es debido, sobre todo, a la bajada en la demanda de semiconductores y a la tendencia a que las actividades de subcontratación electrónica se vayan a otros países.

 

Se importa más que se exporta

El sector de la electrónica, las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, que integra la asociación Aetic, alcanzó en 2007 un valor de mercado de 77.977 millones de euros, lo que representa un incremento del 5% respecto al año anterior. De esta cifra, según se destaca en el estudio, 63.681 son producidos en España, destacando el desarrollo producido en el entorno de las tecnologías de la información (12%) y las industrias de telecomunicación (10%), aunque el mayor volumen es generado en el segmento de los servicios de telecomunicaciones (44.236 millones de euros). Sin embargo, para Banegas en España “seguimos teniendo un problema comercial, ya que la demanda sigue creciendo y la oferta continúa con un comportamiento limitado. Y esto también repercute en nuestro comercio con el exterior”.

Las exportaciones siguen superando a las importaciones. Mientras que la compra de productos a otros países registró un aumento del 6%, con 18.832 millones de euros, la venta de “tecnología” tuvo un crecimiento del 8% con un volumen de negocio de 4.536 millones de euros. A nivel europeo, España sigue siendo uno de los países que menos exporta, según pone de manifiesto el Instituto de Estudios Económicos, a pesar de que en los últimos años ha crecido de forma notable la exportación de alta tecnología en el seno de la UE. El pasado año Europa encabezó el ranking mundial (17,2%), seguido muy de cerca por Estados Unidos (16,6%), y China (15,1%).

A nivel mundial, España sólo aporta el 0,6% del total de las exportaciones de alta tecnología, ocupando el puesto decimotercero. Según datos publicados por Eurostat, las exportaciones de tecnología avanzada suponen en España el 5,7% del total nacional.

Estos resultados siguen poniendo de relieve, el déficit tecnológicos español, que para Banegas es un problema que debería afrontar el país y plantear “el fomentar la creación de empresas altamente tecnológicas, consolidar las que hay y siendo más proactivo con objeto de atraer inversiones tecnológicas del exterior” .

El gasto realizado en 2007, en investigación y desarrollo ascendió a 2.077 mil

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios