Actualidad | Noticias | 17 SEP 2012

El Ayuntamiento de Conil logra reducir el 36% del consumo energético de su centro de datos

Con el objetivo de lograr un centro de datos centralizado, fiable, seguro, flexible y eficiente energéticamente, el Ayuntamiento de Conil de la Frontera (Cádiz) ha implantado una serie de soluciones de VMware y desplegadas por Flytech.
Computerworld

Este municipio gaditano necesitaba elevar la potencia de proceso de los servidores, aumentar la capacidad para generar nuevos servidores en producción en pocos minutos y la agilidad para hacerlo en cualquier momento y con la máxima flexibilidad, especialmente cuando aparecen picos de trabajo como en la época estival de cada año. 

“La solución de la infraestructura propuesta ha sido una revolución en innovación y control del centro de datos. Se ha conseguido unificar y controlar con muchas menos horas de trabajo una infraestructura más eficiente, rápida y segura con el mínimo gasto energético. Además, con la fiabilidad de la alta disponibilidad del sistema”, afirma Manuel Basallote Morales, Coordinador de Informática del Ayuntamiento de Conil de la Frontera. “Este proyecto ha dotado a la entidad de la flexibilidad y la eficiencia necesarias para afrontar los procesos diarios y adaptarse a los picos de trabajo de una manera rápida y sencilla”. 

La dificultad de reemplazo de servidores en caso de caída de alguno de ellos se solventó con la introducción de sistemas de almacenamiento sobre iSCSI con dos servidores físicos de consolidación basados en VMware. Asimismo, y gracias a la virtualización, se ha reducido a la tercera parte el número de máquinas físicas con el consiguiente ahorro en el consumo energético y de costes. De hecho, el Ayuntamiento estima la reducción del consumo energético en un 36%.

Fases del proyecto

En una primera fase, se estudiaron los procesos de cada uno de los servidores físicos y la repercusión en el dominio existente en el Ayuntamiento, tanto a nivel de seguridad, como de acceso de usuarios y los requerimientos de almacenamiento y procesos de trabajo necesarios en la nueva infraestructura. Una vez realizado el inventario de procesos y de máquinas, se diseñó un nuevo direccionamiento de red para optimizar el funcionamiento de la arquitectura.

Posteriormente, en una segunda se instaló la infraestructura de VMware en un CPD contiguo que iba a ser la nueva sede del mismo y se configuraron los sistemas de virtualización, los sistemas de almacenamiento, todo ello en armarios rack de última tecnología con sistemas de regulación térmica, orientación de aire, sistemas de cableado oculto para los servidores y cerraduras de seguridad.

La tercera fase consistió en la migración de cada uno de los servidores físicos a la infraestructura virtual, sin necesidad de volver a configurar de nuevo las máquinas virtuales con la configuración existente. Se convirtieron las máquinas físicas a virtuales con las herramientas de VMware.

Durante la última fase, una vez todo el sistema físico fue convertido a virtual, se pasó a producción la infraestructura virtual, dejando los servidores físicos apagados.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información