Actualidad | Noticias | 28 FEB 2008

Discrepancias entre la CE y los reguladores nacionales por la reforma de las telecomunicaciones

Tags: Hardware
La creación de un organismo regulador de las telecomunicaciones de carácter europeo sigue encontrando obstáculos. Los reguladores nacionales de los 27 países de la Unión Europea (UE) han expresado su oposición a la implantación de un ente con tales competencias en el ámbito comunitario pero abogan por impulsar la coordinación a través del Grupo Europeo de Reguladores (ERG).
Encarna González

La comisaria europea para la Sociedad de la Información, Viviane Reding, ha ratificado su intención de crear un organismo regulador europeo que impulse la colaboración entre las autoridades nacionales, aunque ello no significa que vaya a reemplazar al ERG. No obstante, tal y como ha explicado ante la Comisión de Industria del Parlamento Europeo el director del ente supervisor británico, Ed Richards, los reguladores nacionales prefieren seguir trabajando a través de las reuniones informales que llevan a cabo bajo el paraguas del ERG.

A pesar de que los eurodiputados de los 27 estados miembro han abogado por esta propuesta, la Comisión Europea (CE) no comparte esta opinión y argumenta que el ERG no tiene la suficiente fuerza para llevar a cabo la tan esperada reforma del sector de las comunicaciones, algo que, para Reding, queda constatado con el hecho de que no ha logrado rebajar los precios ni aumentar la competencia en el sector. "La creación de la autoridad europea que hemos puesto sobre la mesa es el único modo de lograr que los reguladores nacionales desempeñen el papel que deben tener", asegura Reding.

Además, desde el ejecutivo de Bruselas han destacado que el nuevo ente regulador debería responder ante el Parlamento Europeo, una decisión que los representantes de los 27 han rechazado argumentando que no ser trataría de un organismo independiente y desaparecería cuando la competencia en el sector permitiese su desregulación.


Una reforma “polémica”

La creación de un ente regulador de ámbito paneuropeo no es el único tema que los eurodiputados debaten en estos momentos. La tan aclamada reforma del sector de las telecomunicaciones también ha generado cierta controversia en el ejecutivo comunitario que han expresado su disconformidad respecto a la propuesta de la CE que aboga porque los operadores dominantes de cada país establezcan una separación en la gestión de sus redes para, de este modo, facilitar a otras su acceso. Por el momento, en Gran Bretaña, la operadora Ofcom ha sido la única en aplicar esta separación funcional y, aunque ha apuntado las empresas no deben estar preocupadas por estos cambios, si bien, fuentes de la compañía explican que “ésta no tiene por qué ser la mejor opción en todos los países europeos”.

Este encuentro, celebrado en la Comisión de Industria de la Eurocámara, en el que se ha debatido la posible reforma a llevar a cabo, es el primero de una serie que tiene prevista la CE a la espera de que, presumiblemente en julio, se vote definitivamente dicha reforma.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información