Actualidad | Noticias | 20 ABR 1999

Deutsche Telekom y Telecom Italia podrían fusionarse

Deutsche Telekom y Telecom Italia han confirmado que están estudiando una posible fusión. Tras diversos días de rumores al respecto, ambos operadores han admitido que podrían establecer lo que ellos denominan una "asociación industrial", aunque no han proporcionado detalles sobre ella. De momento, Telecom Italia ha suspendido la rueda de prensa que tenía previsto ofrecer hoy en Londres al respecto.
Arantxa G. Aguilera

El diario alemán Handelsblatt daba ayer a conocer que fuentes muy fidedignas de Deutsche Telekom habían comentado que la operación podría incluir la creación de una compañía totalmente nueva en la que el operador alemán controlaría el 60 por ciento, y Telecom Italia el restante 40 por ciento, creando el segundo operador de telecomunicaciones del mundo, por detrás de la japonesa Nippon Telephone & Telegraph (NTT).

La creación de una entidad de esta envergadura podría suponer un gran golpe para otras alianzas globales que no han demostrado excesivo éxito en favor de asociaciones más estrechas e integradas entre los operadores europeos, según los analistas. Este tipo de movimiento, aún no confirmado ni aprobado por los consejos de administración de los dos operadores, por los organismos estatales respectivos ni por la Unión Europea, podría convertirse en la única opción de los operadores tradicionales del continente para competir en los mercados liberalizados de telecomunicaciones en Europa.

La operación resolvería el problema inmediato de Telecom Italia contra la OPA lanzada por Olivetti. Además, el operador italiano se beneficiaría de la experiencia del alemán en los mercados online. Deutsche Telekom, al mismo tiempo, incrementaría su tamaño y presencia en Europa, compitiendo contra gigantes como AT&T y BT, ganando presencia en el Sur de Europa a través de los intereses que Telecom Italia tiene en Retevisión y, por supuesto, en compañías latinoamericanas. Telecom Italia es socia de France Telecom en Argentina (Telecom Argentina).

Según John Moroney, analista de telecomunicaciones europeas de Ovum, la cantidad de grandes operadores de la industria europea se reducirá a tres o cuatro durante los próximos cuatro años, ?siguiendo los pasos de Estados Unidos con la fusión de varias compañías Bell regionales?. Según Moroney, ?los operadores nacionales europeos se verán forzados a ello por las economías de escala, así como por las presiones a las que están sometidos debido a la disminución de sus ingresos por llamadas de larga distancia y al coste de mantenimiento del bucle local?.

Por su parte, los operadores estatales Telia de Suecia y Telenor de Noruega ya han explicado los términos de su fusión, anunciada el pasado mes de enero. Esta operación creará uno de los mayores operadores del Norte europeo, con unos ingresos anuales combinados de 10.000 millones de dólares.

También otros operadores están cuestionándose su posición en el mercado de telecomunicaciones europeo. Moroney explica que ?British Telecom y France Telecom estarán preguntándose si deben hacer lo mismo. La primera, como aliada de AT&T en su pasarela con Europa, está especialmente presionada. Además, los constantes rumores de alianzas entre BT y otros operadores muestran que Deutsche Telekom no es la única en plantearse una decisión así.?

Mientras, los rumores de que Deutsche Telekom y Cable & Wireless hayan estado debatiendo una posible fusión resurgieron la pasada semana. Las compañías no hicieron comentarios al respecto. La consultora Yankee Group considera que ?los operadores nacionales están protagonizando movimientos defensivos para evitar la pérdida de ingresos y cuota en sus mercados locales, algo que no excluye a firmas ya inmersas en alianzas globales, como Global One, de la búsqueda de socios potenciales adicionales?.

Si se produjese finalmente el acuerdo entre Deutsche Telekom y Telecom Italia, ?podrían surgir diferencias en la alianza Global One, en la que el operador alemán participa junto a France Telecom y Sprint?, según Yankee Group. De hecho, es probable que la Unión Europea fuera reticente a dar su visto bueno a la fusión. Por su parte, France Telecom ha emitido un comunicado en el que afirma que sus acuerdos con el operador alemán no pueden verse alterados de forma unilateral, aunque no ha realizado comentarios al respecto de Global One, añadiendo que aún es prematuro especular sobre el efecto que la fusión entre los operadores alemán e italiano podría tener en sus relaciones con Deutsche Telekom.

Los expertos coinciden en afirmar que las alianzas paneuropeas no han obtenido el éxito que se esperaba. Por ejemplo, AT&T ha ignorado su propia alianza con Unisource al aliarse con BT, igual que ha hecho Telia al aliarse con Telenor.

El objetivo de France Telecom es establecer operadores alternativos con socios locales en las áreas de telefonía fija y móvil, así como de servicios Internet, según ha afirmado. Los expertos de la industria, sin embargo, afirman que, si Deutsche Telekom rompe sus relaciones con France Telecom podría perder su socio más importante en Europa. Según Scott Moore, de la consultora IDC, ?una buena opción estratégica para el operador alemán sería encontrar un socio estadounidense?.

Dejando a un lado el impacto que tendría sobre Global One, la fusión entre Deutsche Telekom y Telecom Italia significaría el abandono del operador alemán de su participación en Wind, sociedad conjunta con France Telecom y la eléctrica italiana Enel.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información