Actualidad | Noticias | 17 MAY 2001

C&W adquiere Digital Island

Cable & Wireless ha comprado la empresa especializada en entrega de contenidos y alojamiento Digital Island, por 340 millones de dólares. Con esta operación, la compañía británica pretende reforzar su estrategia orientada a servicios gestionados de alto nivel.
Comunicaciones World
Digital Island se convertirá en completa subsidiaria de C&W, manteniendo su actual equipo directivo y su sede central en San Francisco. Graham Wallace, consejero delegado de C&W, afirma que "la compra de Digital Island acelera la implantación de la estrategia global de datos e IP de Cable & Wireless en el área de servicios de valor añadido".
"Tiene absoluto sentido para ambas partes", comenta Sue Uglow, directora de investigaciones de la consultora Ovum. Para C&W es una oportunidad de hacerse con un negocio de servicios de valor añadido y alojamiento sin tener que desarrollar su propio conocimiento. "Digital Islands tiene muy buena tecnología e ideas", añade esta consultora destacando igualmente su buen equipo. Según C&W, esta compra le permitirá ofrecer a sus clientes una gama completa de servicios e-business y fortalecerá su presencia en Estados Unidos.
Digital Island cuenta con diez centros de datos y 880 clientes empresariales, entre los que se encuentran USB Warburg, J.P.Morgan Chase, ABN Amor, Shroeders, Pearson, AOL Time Warner, Sony, Microsoft, Compaq, Cisco y Sun. Cerca del 70% de sus ingresos proceden de la gran cuenta y el resto de las pymes.
Por su parte, C&W ofrece alojamiento Web y tiene 22 centros de datos en el mundo, aunque la mayoría están dedicados a la simple "colocation". La compañía está deseosa de añadir valor y complejidad a su alojamiento como parte de su estrategia para convertirse en proveedor de servicios IP y datos para clientes empresariales. "Realmente se están centrando mucho", comenta la analista de Ovum, quien añade que frente a los actuales problemas de la industria, C&W "se está ciñendo a su estrategia".
Los precios de las acciones de la compañía cayeron tras una perdida de beneficios en marzo, que borraron 6.000 millones de libras de su capitalización de mercado. Aunque para Uglow, la preocupación no es tanto la pérdida de beneficios como el temor de que C&W haya sido demasiado lento en implementar su nueva estrategia e integrar sus nuevas adquisiciones.
Para Digital Island, el acuerdo supone dar el salto a escala global, fondos, una red global y una base de clientes más amplia (más clientes pymes), sin mencionar la estabilidad asociada al nombre de una gran compañía, según destaca Ruann Ernst, su presidente y consejero delegado; "estamos obviamente extasiados por la estabilidad que esto supone para nuestra base de clientes y nuestros fondos. Creemos que esto debería borrar cualquier preocupación relacionada con los fondos a largo plazo".
Digital Island, que emplea con 850 trabajadores en 35 oficinas, ha viso sacudido su valor en el colapso de las dot.com. La compañía reportó unas pérdidas de 1.190 millones de dólares en su segundo trimestre y anunció un recorte de puestos de trabajo y la reasignación de su consejero financiero. Ernst hizo hincapié en que los actuales acuerdos que Digital Island mantiene con operadores no se verán afectados por la adquisición. "Nuestro objetivo es continuar proporcionando los mejores servicios posibles", lo que supone incluso "mantener acuerdos con los competidores de Cable & Wireless. Sin embargo, siempre que sea posible buscaremos la coincidencia de sinergias y utilizaremos los actuales recursos de C&W".
Durante un tiempo ha habido repetidos rumores de que C&W estaba buscando un proveedor de alojamiento gestionado. Exodus rechazó una oferta del operador británico el pasado mes. A este respecto Uglow comenta que Digital Island parece una mejor compra, "Exodus está más en el mercado de los centros de datos. Lo positivo de Digital Island es su tecnología y conocimiento IP". Esta analista considera el acuerdo como el inicio de otros acuerdos y su consolidación en el sector del alojamiento que, según ella, ha estado parado durante mucho tiempo.
C&W pagará 3,40 dólares por acción o 340 millones de dólares incluyendo 49 millones de deudas netas. La transacción ha sido aprobada por unanimidad por las juntas directivas de ambas compañías, y Ernst espera no tener problemas de carácter regulatorio.
Un portavoz de C&W asegura que no se ha tomado aún ninguna decisión sobre si se mantendrá la marca de Digital Island pero "reconocemos que su marca tiene una equidad significante, relaciones con los clientes y renombre".

www.cwplc.com

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información