Actualidad | Noticias | 14 SEP 2004

Críticas a la política de soporte de Microsoft para Virtual Server 2005

El próximo 1 de octubre Microsoft se introducirá en el campo de la virtualización de servidor con el lanzamiento de Virtual Server 2005. A medida que se aproxima la fecha, se intensifican las críticas a la política de licencias y soporte seguida por el fabricante para este producto. La mayoría hacen referencia a un enfoque demasiado centrado en el mundo Microsoft como para impulsar una auténtica virtualización de los recursos.
Comunicaciones World

Los usuarios corporativos son conscientes de que Virtual Server 2005, que permite que múltiples sistemas operativos corran sobre una misma máquina física, ha sido diseñado en torno a Windows y carece de capacidades de rendimiento y funcionalidades de otras arquitecturas de virtualización. Microsoft planea soportar sistemas operativos Windows cuando corran sobre Virtual Server 2005, pero no lo hará cuando esos mismos sistemas operativos funcionen sobre las tecnologías de máquina virtual de otros suministradores, ni con los de otras compañías alojados en su servidor.

Por otro lado, Windows Server 2003, como sistema anfitrión en Virtual Server 2005, podrá soportar Linux corriendo dentro de la máquina virtual, pero son Windows NT y 2000 los invitados idóneos de la plataforma. Según el propio director de grupo de producto Windows Server de Microsoft, Eric Berg, se ha diseñado el producto para garantizar el funcionamiento óptimo de Windows en el entorno de máquina virtual, pero el rendimiento de aquellos sistemas operativos que no han sido específicamente adaptados a él será más lento.

Con un enfoque muy diferente, productos de virtualización de servidor como SW-Soft Virtuozzo y GSX de VMWare ofrecen la posibilidad de escoger Windows 2000 o Linux como sistema operativo anfitrión. En cuanto a la solución ESX de VMWare, consigue crear un mecanismo de bypass entre el sistema anfitrión y una tecnología de desarrollo propio denominada Hypervisor, que proporciona un sistema operativo o microkernel optimizado e integrado en la plataforma virtual. Mientras que ESX soporta máquinas virtuales distribuidoras en entornos multiprocesador, GSX, al igual que Virtual Server tan sólo están preparadas para despliegues de procesador único.

Desde el punto de vista tecnológico, otro aspecto de Virtual Server 2005 criticado por muchos expertos es la conectividad. Concretamente, la utilización del protocolo Virtual Network Computing para el acceso remoto y la exigencia de usar Internet Information Server de Microsoft como plataforma de acceso Web al producto.

En cuanto al sistema de licencias de software del fabricante, no ha sido alterado y proporciona ahorros en coste de hardware cuando los clientes consolidan servidores, pero no en software. Los usuarios habrán de pagar por cada servidor dentro de cada máquina virtual. Otros suministradores, como Novell e IBM licencian SuSE Linux y AIX respectivamente, por servidor y no por máquina virtual, mientas que Red Hat Linux lo hace por máquina virtual.

La adaptación de el esquema de pago por los recursos en estos nuevos entornos es, sin duda, uno de los principales problemas conceptuales a que los fabricantes han de enfrentarse, pero, en cualquier caso, según los analistas, licencia el software para una entidad estática es algo obsoleto, y no se corresponde con la forma en que los usuarios corren aplicaciones y sistemas aplicando la virtualización.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información