Actualidad | Noticias | 28 JUL 1998

Bell Atlantic y GTE mantienen conversaciones sobre una posible fusión

Los operadores norteamericanos Bell Atlantic y GTE están manteniendo conversaciones acerca de una posible fusión que ha sido valorada entre 52.000 y 55.000 millones de dólares. Aunque ninguna de las firmas ha confirmado ni desmentido la información publicada en el diario Wall Street Journal, los expertos han comenzado ya a valorar las consecuencias de la posible unión.
Arantxa G. Aguilera

Bell Atlantic y GTE están en conversaciones sobre una posible fusión que, si se llevase a la práctica, haría surgir una nueva entidad de reconocida fuerza en los mercados de telecomunicaciones de larga distancia y local de Estados Unidos. La fusión, que podría ser otro signo más de la consolidación que está viviendo la industria de las telecomunicaciones, podría tener un valor de entre 52.500 y 55.000 millones de dólares, según un informe publicado por el diario Wall Street Journal. No obstante, ninguna de las dos compañías quiso hacer comentarios al respecto de los rumores.

Las informaciones referentes a las conversaciones entre Bell Atlantic y GTE han llegado tras la noticia del acuerdo suscrito entre AT&T y BT, valorado en 10.000 millones de dólares.

GTE tiene un gran alcance en Estados Unidos, ya que ofrece servicios inalámbricos en 25 estados y servicios de larga distancia y de acceso a Internet en 50 estados. No se trata, por tanto, de una de las pequeñas compañías locales que operan en ese país y a las que se conoce como Baby Bells, sino de una firma de mayor alcance a pesar de su arraigada presencia en los mercados locales y rurales.

GTE presentó una oferta el pasado mes de octubre a MCI Communications, pero no consiguió su propósito debido a la aparición de Worldcom, que está actualmente finalizando su proceso de fusión con MCI.

Mientras, se espera que Bell Atlantic presente pronto una oferta que le permita introducirse en el mercado de larga distancia ya que, como las demás compañías locales, sólo podrá prestar este tipo de servicios cuando pueda demostrar en cada uno de los trece estados en los que está presente que permite la existencia de competencia en los mismos. La firma ha estado trabajando con las autoridades norteamericanas competentes en la materia para comprometerse a cumplir ciertos requisitos que abran su red a la competencia local y lograr, así, la aprobación para ofrecer servicios de larga distancia.

Sin embargo, Bell Atlantic también tiene que solicitar la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, que todavía no ha dado su visto bueno a ninguna petición de este tipo a las firmas que lo han solicitado. Por este motivo, la posible fusión con GTE resultaría tremendamente beneficiosa para Bell Atlantic.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información