Actualidad | Noticias | 09 MAY 2001

Baja el número de usuarios dispuestos a comprar por el móvil

Según el segundo Índice Mobinet realizado por la consultora global de dirección A.T. Kearney y el Instituto Judge de la Universidad de Cambridge, que mide el nivel de penetración de las compras a través de cualquier aparato con acceso a Internet en Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Japón, España, Reino Unido y Estados Unidos revela que los consumidores se sienten menos inclinados a utilizar sus aparatos móviles para hacer compras que el año pasado.
Comunicaciones World

Sólo el 12% de los usuarios de móviles consultados en estos ocho países afirma que tienen intención de utilizar aparatos con acceso a Internet para hacer compras. Se trata de una caída brusca en comparación con el primer Índice Mobinet de junio de 2000, en el que esa tasa alcanzaba un 32%.

Según Javier Abad, vicepresidente y responsable del área de telecomunicaciones de A.T. Kearney, “el estudio muestra que la mayoría de los consumidores no están preparados aún para comprar por Internet a través de sus teléfonos móviles. Si bien se ha realizado una enorme inversión a nivel mundial para acercar los servicios de datos móviles al mercado, la aceptación de los consumidores no ha sido la esperada. Hasta la fecha, la promesa del comercio móvil no ha afectado los hábitos de compra de los consumidores. El gancho de la economía digital está aún por verse”.

El descenso de la intención de compra de los consumidores ha sido especialmente evidente en Estados Unidos, donde cayó del 34% en el Indice Mobinet de junio de 2000 a un insignificante 3%. Menos del 1% de los entrevistados había realizado compras mediante un teléfono móvil con tecnología WAP, localizándose éstos en 3 países: Japón, Finlandia y Reino Unido.

Sin embargo, pese a que los planes de compra mediante aparatos con acceso a Internet han descendido desde junio pasado, la variedad de fines para los que se utilizan los teléfonos móviles va en aumento, particularmente entre usuarios con acceso a Internet desde aparatos inalámbricos. El 75% de los encuestados europeos y el 57% de los japoneses utilizan la mensajería instantánea de sus móviles, en comparación con el 27% en Estados Unidos. Casi tres de cada cuatro japoneses acceden al correo electrónico desde sus móviles, porcentaje muy por encima de la cifra de uno de cada cuatro americanos y europeos que lo hacen.

“La buena noticia para los proveedores de infraestructura y servicios, así como para los vendedores, es el uso creciente de los servicios y aplicaciones de datos desde el móvil más allá de la actividad de compra entre los usuarios,” indica Javier Abad. “Puede que la intención de hacer compras sea baja hoy día pero se utiliza tecnología con acceso a Internet para otros fines. A medida que los consumidores adquieran más experiencia y se familiaricen con los servicios móviles con acceso a Internet, su nivel de comodidad y confianza en las transacciones de comercio móvil se dispararán”.

Según el profesor de la Escuela de Negocios de Cambridge Chong Choi, “los resultados de nuestro estudio siguen demostrando una de las conclusiones clave del primer Indice, que el uso del teléfono parece seguir un ciclo evolutivo: primero se utiliza para las comunicaciones de voz, después como instrumento de comunicación de texto (correo electrónico, servicio de mensajes breves) y por último como instrumento de compra”.

Aunque los consumidores utilicen la tecnología de Internet para otros fines, el estudio Mobinet sugiere que todo el sector móvil debe actuar con rapidez para poner freno al declive de la intención de compra por Internet y dar con modos más eficaces de promover el concepto de comercio móvil para recuperar el valor de sus cuantiosas inversiones en licencias e infraestructura. La penetración de la tecnología con acceso a Internet es inferior a la prevista según el estudio, ya que apenas un 16% de los usuarios de móviles en los ocho países dice poseer un teléfono con acceso a Internet.

El estudio también desvela que no se ha producido un crecimiento rápido de las compras por Internet a través de diferentes aparatos inalámbricos porque los consumidores no están convencidos de las ventajas que ofrece esta tecnología frente a los canales tradicionales. El 26% de los consumidores consultados señaló la falta de interés o de necesidad como el principal motivo por el que no tenían intención de comprar productos o servicios a través del móvil.
Entre las razones señaladas se encontraban cuestiones relacionados con la comodidad y facilidad de uso (19%), la seguridad de los datos (16%) y la falta de tiempo (16%).

“Los tres principales segmentos en el sector móvil (los proveedores de acceso, los proveedores de aparatos y materiales, y los de contenido, así como el sector de la venta al consumidor) deben encontrar modos de actuar juntos para demostrar los beneficios del comercio móvil a los consumidores,” señala Abad. “Si las partes interesadas no trabajan juntas para hacer realidad la experiencia digital de consumo, se corre el riesgo de que los consumidores tarden en aceptar el comercio móvil”.


www.atkearney.com
http://www.jims.cam.ac.uk

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información