Actualidad | Noticias | 06 SEP 2006

(Análisis) La red empresarial del nuevo siglo

Durante los últimos 20 años ha sido emocionante analizar las industrias de telecomunicaciones, interconexión de redes y TI. Ya en el siglo XXI se puede hablar mucho más acerca de la siguiente generación de redes para operadores de telecomunicaciones.
Comunicaciones World

En el pasado, los usuarios empresariales tenían que conformarse con lo que el operador les ofreciera (a precios elevados), viéndose forzado a adaptar a ello las necesidades empresariales. Hoy en día, esta estructura rígida e inflexible ha desaparecido. El escenario emergente contempla la fusión de grupos de organizaciones de telecomunicaciones, redes y tecnologías de la Información, así como de sus canales, con ofertas personalizadas a la medida del cliente y adaptadas a las necesidades empresariales de cada compañía. Decir que esto representa un giro de 180 grados sería simplificar enormemente el cambio que ha experimentado la industria.

Para entender la futura dirección de la industria, debemos tener en cuenta dos transformaciones distintas en marcha:
- La industria está en un periodo de transformación. La convergencia conduce a nuevas oportunidades y una nueva combinación de equipos y servicios. Se ve a la convergencia como la nueva ola de crecimiento e ingresos de los proveedores.
- Las demandas del usuario final se centran en los ahorros. Bien por la forma de implantación (outsourcing, housing, etc), bien por la tecnología usada y las nuevas aplicaciones.

Equilibrar estas dos perspectivas es el rompecabezas que hoy afronta la industria TIC. Para ello es fundamental “ponerse en la piel del cliente” con un enfoque centrado en el usuario final.

Al mismo tiempo, los CIO de las compañías afrontan numerosos retos:
- A corto plazo, cuestiones tácticas alrededor de la marcha del negocio. Los CEOsa menudo establecen demandas a corto plazo sobre sus CIO para suministrar e implantar nuevos servicios, que “deberían” conducir a un crecimiento a corto plazo del valor de las acciones.
- Los CFO tienen una necesidad estratégica a largo plazo de racionalizar y simplificar la masa de dispositivos, redes y sistemas encontrada incluso en la más pequeña de las compañías. El trabajo a largo plazo del CIO es eliminar la complejidad y convertir las TIC fundamentales en facilitadores reales del negocio.
- Los usuarios finales continúan exigiendo el máximo esfuerzo a los recursos de la compañía. Para conseguir algunos beneficios/prestaciones del mundo del consumidor (y eludir algunos de los controles del CIO), introducen servicios de VoIP, teléfonos móviles y ordenadores portátiles, usan su propia mensajería instantánea, etc. Esta es una pesadilla táctica para el CIO y extrae recursos de la organización afectando al trabajo del CFO, que debe centrar sus esfuerzos en la transformación del CAPEX en OPEX.

Teniendo en cuenta todos estos puntos de vista, vemos que los recursos TIC fundamentales tienen que ser suministrados sobre una nueva base económica, en tanto que ha de alimentarse la innovación requerida para dirigir las necesidades de la compañía. Afortunadamente, las dos no son excluyentes entre sí, y la industria mantiene la llave con el suministro de servicios de comunicaciones gestionados y alojados.

Rafael Martínez Sánchez-Bretaño
Director de Marketing para España y Portugal
División de Soluciones para Empresas
Alcatel España

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información